“Impresionante”

Aunque es una panadería tiene en la planta superior un salón donde puedes comer por un precio más que razonable y comida de calidad. El trato exquisito. Fuimos el pasado 16 de octubre, el pueblo hasta arriba de gente y sin reserva previa. Nos hicieron un hueco (eramos 4 adultos y 3 niños) en el primer turno y comimos de maravilla. Aunque sean bocadillos, pizzas, huevos rotos, hamburguesas, etc…, eran de una calidad excelente. El Salón decorado con gran gusto y las vistas espectaculares. Más que recomendable.Volveremos seguro.