Súper recomendable

Si buscas un delicioso pastel con unas vistas fantásticas y una dueña estupenda, es el sitio perfecto. Aunque hay que decir que ‘lo bueno se paga’, es caro pero vale la pena.