“Buen café con buenas vistas”

Fuimos a desayunar el último día de nuestra visita en Alquezar, con un poco de recelo por las opiniones. El caso es que era el único abierto temprano. Al final muy bien, desayunamos 4 personas y con dobladillos y otras pastas. La terraza espectacular, las vistas impresionantes. Y el precio bien. No nos pareció ninguna exageración. Unos 12 euros por desayunar 4 personas en lo alto de un barranco!!! Volveremos